De actualidad

crisis1Algunas palabras, ha ocurrido siempre, se ponen de moda, se usan a batiburrillo y en cualquier ocasión y luego desaparecen. ¿Nos acordamos ya del ‘obsoleto’ que tanto le gustaba a Felipe González. ¿O de ‘a nivel de’?, aquella ubicua expresión que se utilizaba para todo. Ahora tenemos ‘de cara a’. Cada vez que oigan, lean, o estén a punto de decir ‘de cara a’, sustitúyanlo por ‘para, por…’ y verán que bien queda sin necesidad de usar esos modismos del ‘quiero y no puedo’ lingüístico. ‘Están concentrados de cara al partido del sábado’. ‘Están concentrados para…’

Probablemente la palabra más oída, dicha, repetida estos días sea la palabra ‘crisis’.

Hasta mediados del siglo XIX (1852) no recoge el Diccionario de la Academia el significado actual de la palabra crisis: ‘Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes’. En el Diccionario de Autoridades (1726), crisis tiene proximidad con ‘crítica’, pues eso significa, ‘juicio que se hace sobre alguna cosa’. A finales de ese mismo siglo (1780) ‘crisis’ es un tecnicismo médico y significa ‘Mutación considerable que acaece en alguna enfermedad, ya sea para mejorarse o para agravarse más el enfermo’.

En su origen, ‘crisis’ remite a la labor agrícola de separar el grano de la paja, ‘cerner’. Del verbo latino cerno, ‘cribar’. De ahí como se ha dicho, pasó al significado metafórico de ‘juzgar’, ‘separar lo bueno de lo malo’, de ahí a la medicina y luego a su significado actual de momento culminante en una situación grave.

Dice Corominas que la palabra crisis fue muy usada por los culteranos en el siglo XVII, abuso del que hicieron burla los llamados conceptistas. No he encontrado ejemplos, pero mientras buscaba la historia de esta palabra, ‘crisis’, vi que Baltasar Gracián la usa en un significado poco frecuente y que no aparece en los diccionarios, ‘primor del intelecto’. Así, comentando un epigrama de Marcial, dice que su mérito está en la ‘crisis’ con que lo termina, o sea ‘su agudeza’. El hispanista Otis H. Green explica en un libro de homenaje a Gracián, que el escritor aragonés probablemente tomara este significado de ‘artificio’, ‘sutileza del pensamiento’ que da a la palabra ‘crisis’, de un libro de Gabriel de la Gasca (1631).

De la raíz indoeuropea de la palabra ‘crisis’ proceden cinco familias de significados. 1. Cribar, acribillar, ‘poner como una criba’, ‘agujerear por todas partes’. 2. Crimen, ‘separar de la sociedad’ y discriminar. 3. Cerner, cierto, certificar, decreto, secreto. 4. Crítica, crisis, hipócrita y, por último, (5) las palabras derivadas de escribir.

Esperemos que la palabra crisis pase pronto de actualidad y sea sólo una cuestión lingüística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>