martes, 18 de febrero de 2020     Síganos en:      

Costa Digital

Aragón, hable con ella

13 de abril del 2016

Autor: J Celorrio


El asunto de los Más Almuñécar la Herradura y su llave de gobierno se está convirtiendo en un roman a clef. Uno porque habla mucho en los cafés, para eso es encargado de comunicación, y el otro porque no habla nada, para eso es concejal, han convertido para algun@s la semana en una comedia entretenida, pero con visos de drama a lo Almodóvar en su Silencio que era como en realidad se iba a llamar la vigésima película del manchego que ha terminado por ser Julieta. Boyero le vuelve a dar parpelo otra vez en su crítica siempre esperada en El País. Entre quienes la han visto ya hay división de opiniones. Pasa lo mismo en Más ¿Lo ven?

Hable con ella y él hablo y dijo lo que tenía que decir: "¿si lo dice él?". Y es que a veces Aragón parece galleguiño en sus salidas a preguntas que no le interesan. Menos mal que en el desafío Pikaeras no le inquirieron por el tema, que era metáfora de estilete y hasta para seguir con Almodovar aquella aguja asesina de la película Matador, habría parecido cachondeo con el vocablo picaera de por medio, y hay quien la información la hace buscando el lado bloody mary del asunto y poniendo a la comedia esa seriedad del asno que empalaga.
 
También Aragón podría haber contestando con el estribillo de una canción de Fangoria que dice "No quiero más dramas en mi vida, sólo comedias entretenidas". Y santas pascuas. Pero el edil... Bueno tampoco me importa mucho lo que haya dicho el edil, francamente. Me importa lo que hace, y a las pruebas de este fin de semana me remito: dos encuentros deportivos y lleno absoluto.
 
Yo desde aquí le pregunto abiertamente: Señor Aragón ¿se encuentra usted como alcalde en el caso que prosperara una moción de censura? Lo que conteste Aragón es cosa suya, pero seguro que quien quiera interpretaciones las encontrará y vislumbrará en su cuento de la lechera un futuro a la carta. Vamos a esperar y dejemos a Aragón que se pregunte ¿Qué he hecho yo para merecer esto o Átame o La ley del deseo?. Mientras, los otros siguen Entre tinieblas en La piel que habito. Lo mío es La mala educación. Lo ven, me sale Almodóvar por todos lados, menos en lo de Panamá.

Aragón, Hable con ella. Y por cierto, que de la herencia recibida tiene usted un ficus por el P-4 cuya raíz amenaza con invadir la acera, el vial y hasta la calle. Realmente era de esto de lo que quería escribir, así qué..., comunicado está y con fotografía que me ha mandado un lector para quien importan estas cosas y no otras del politiqueo local que dice uno en un comentario.

Artículos de Opinión

Imágenes de Auschwitz

Tomás Hernández



El solo nombre de Auschwitz ha ensombrecido el universo formado por los miles de campos de concentración que sembró el nazismo en Europa. Auschwitz, el horror de Auschwitz, también se ha visto reducido a las imágenes de las máquinas excavadoras arrastrando a montones los cadáveres esqueléticos. Ambas reducciones, la de los nombres de todos los campos en uno solo y la de la escena final de [...]  Más»

Pedro Sánchez o cuando la táctica es estrategia

José María Sánchez Romera

Ya tenemos Gobierno, Presidente y Ministros, en plenas facultades legales en tanto que otorgadas las debidas atribuciones por el Parlamento al investir a Pedro Sánchez como cabeza del Ejecutivo. Nos han dicho de forma reiterada que un gobierno con funciones ejecutivas íntegras es imprescindible para el funcionamiento normal del Estado, idea que no comparto, pero que se aleja del objeto de estas líneas. En todo caso, ya está [...]  Más»

De amaneceres y lexatines

Cesarión Stuart

Antes, cuando la loca juventud, veíamos el amanecer bajo el efluvio de alcoholes varios, cuerpos y mucho tabaco. La noche y su farra traspasaba a la madrugada y se hacía día maquillando la mirada con cristales ahumados para seguir viendo lo oscuro en los vasos borrosos de hielo y whisky. Hoy los alboreares  los vemos y los retratamos por un ponerlo en instagram con su correspondiente #, porque [...]  Más»

Los barcos

J Celorrio

Todos los navíos que habían traspasado ese límite se habían perdido con toda su tripulación, sin que regresase un solo hombre con vida y sin tener jamás noticias de ellos.
En torno a nuestra nave el mar se extendía sin límites, como un océano. La isla ya no se veía.
Elsa Morante (La isla de Arturo)

Los barcos

"Hacia el poniente, del lado que mira sobre [...]  Más»

España convulsiona

José María Sánchez Romera

Sería inexacto titular estas líneas “España convulsa”, porque cambiando una palabra nos alejaríamos de la verdad. Y ya llevamos muchos años utilizando la semántica para ocultar lo que algunos no quieren que veamos. Me explico. Una España convulsa sería aquélla presa de diferentes problemas que agitarían la vida nacional de forma más o menos grave, cuestiones contingentes, pero transitorias, o superables al fin por una sociedad unida en [...]  Más»

En primera persona. Memorias del “Antigua Sexi”

Tomás hernández

    En aquel instituto los pasillos eran un largo barandal que daba a los patios de recreo, sobre las copas de los árboles, nísperos, palmeras, aguacates. En aquel instituto no había pasillos ni clases encerradas y la luz del mar entraba por todas partes.

    Allí haría amigos de lealtad y charlas después de las reuniones (consejos, claustros, seminarios) en la barra de un bar. Sin muchos [...]  Más»