- Costa" />

sábado, 20 de julio de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

"Santiago Abascal, España vertebrada", diálogo entre Fernando Sánchez Dragó y el político que quiere ser guardabosques / Isaac Cabrera

20 de junio del 2019

Imprimir Noticia | Comentar esta noticia

" />


Durante mi etapa de estudiante en la Facultad de Ciencias Políticas y de la Administración en la Universidad de Granada, pecaba de vez en cuando en las librerías de la capital, adquiriendo las novedades literarias sobre los políticos de turno. En mi biblioteca personal usted puede encontrar desde los libros de José María Aznar, pasando por Julio Anguita y José Luis Rodríguez Zapatero, así como otros líderes políticos. La verdad es que aquellos libros no me aportaron absolutamente nada por una sencilla razón. Suelen ser pura propaganda partidista, un más que aburrido blanqueamiento del personaje. Bien podrían ser colocados en la sección de ciencia ficción. Por suerte, evolucioné como lector y pronto dejé atrás este pecado. Prefiero leer a Maquiavelo, Montesquieu, Weber, Bobbio, Arendt, Ortega y Gasset, etc. Sin embargo, hace unas semanas un cliente me regaló el último libro de Fernando Sánchez Dragó, a quien considero un intelectual de pies a cabeza, pero como escritor... bueno, puedo salvar Gárgoris y Habidis. España vertebrada es el típico libro fugaz que nadie recordará el día de mañana, un producto con buen marketing que tiene el objetivo de dar a conocer al hombre del momento en la política española, Santiago Abascal, líder de VOX, partido político que inmediatamente ha sido tachado de extrema derecha o fascista por parte del resto de actores. Lo cierto es que hoy en día no es para nada difícil ser marcado como facha o fascista en cuanto discrepas con la dictadura de lo políticamente correcto.

España vertebrada, pretenciosa alusión a la España invertebrada de José Ortega y Gasset, libro imprescindible para entender los particularismos de nuestro país, es un texto fruto de muchas horas de interrogatorio por parte de Sánchez Dragó. Hay multitud de momentos en los que Santiago Abascal escurre el bulto, evitando contestar a preguntas incómodas o a las que simplemente no sabe dar respuesta. El bilbaíno lleva veinticinco años en política, y comenzó afiliándose al Partido Popular del País Vasco a los dieciocho años, cuando la banda terrorista ETA era una auténtica pesadilla para todos. Ocupó distintos cargos de responsabilidad tanto en la estructura del partido como en las instituciones públicas. Sin embargo, en 2013 abandonó el Partido Popular por discrepancias. En 2014, fundó VOX. ¿Su sueño? ser guardabosques.

La idea de Sánchez Dragó no pasaba por contar únicamente con la participación de Abascal. Pretendía contar también con Albert Rivera y Pablo Casado. Sin embargo, el único que aceptó el reto fue el líder de la formación verde, quien insiste una y otra vez a lo largo de las casi doscientas ochenta páginas que componen el libro, que es más de Miguel de Unamuno que de José Ortega y Gasset. La cuestión es simple, no le gusta la idea de la España invertebrada. Más allá de este detalle, la entrevista, si se puede llamar así, no va más allá de algunas cuestiones como la Ley de Violencia de Género, del feminismo, de la importancia de la religión, la tauromaquia, la mundialización y el problema del nacionalismo catalán. Quien espere algo más después de pagar los 20,90€ que vale el libro, se llevará una gran decepción. Eso sí, cuando uno llega al final llega a la conclusión, errónea o no, de que no es tan fiero el león como lo pintan. Incluso hay preguntas que son contestadas desde la razón y la lógica. Todo hay que decirlo.

Para finalizar esta pequeña reseña, pues España vertebrada no da para mucho más, diré que me llevé una gran sorpresa al descubrir que Abascal no sabe diferenciar la Patria de la Nación. Juzguen ustedes mismos. Mejor ser guardabosques, honroso oficio.

Isaac Cabrera
Librería Cabrera