lunes, 23 de septiembre de 2019     Síganos en:      

Costa Digital

El Ayuntamiento de Almuñécar pretende evitar la supresión de las terrazas con quioscos adyacentes a los pubs

27 de abril del 2016

Imprimir Noticia | Hay 1 comentario a esta noticia

El Ayuntamiento de Almuñécar pretende evitar la supresión de las terrazas con quioscos adyacentes a los pubs<br />

Con la abtención del grupo socialista en el Ayuntamiento de Almuñécar, el Pleno municipal celebrado ayer miércoles, se aprobaba un proyecto para paliar de algún modo la desaparición de terrazas, según una normativa de 2002 de la Junta de Andalucía, en todos aquellos pubs que mantegan veladores al exterior.


El proyecto que se oferta desde el Ayuntamiento es un diseño de quiosco independiente al negocio en cuestión y que pueda atender al servicio de veladores exteriores con independencia del interior de local.Una manera, señalan, de que estás terrazas no desaparezcan, puesto que consideran que es un grave perjuicio para la economía de los mismos, para el mercado laboral y para el turismo.


La normativa de la Junta de Andalucía impide que los bares de copas con música, pubs y discotecas, dispongan de mesas y sillas en su zona exterior, una prohibición contra la que vienen luchando los dueños de estos establecimientos y algunos consistorios como el de Almuñécar.


Las promesas de el organo autonómico de modificar el decreto 78/2002, de 26 de febrero, no termina por llegar. Pero por si fuera poco un informe del defensor del Pueblo avala la desaparición de este tipo de instalaciones por considerarlas de alta contaminación acústica.


En una explicación que realiza la Junta de Andalucía en el documento, que tiene fecha de 21 de febrero de 2011, es que se debe aplicar un criterio restrictivo en la concesión de permisos de velador. Entiende la Junta que, desde la promulgación del decreto 78/2002, de 26 de febrero, "sólo los restaurantes, autoservicios, cafeterías y bares pueden contar con servicio de terraza contigua al establecimiento y accesible desde el interior".


El citado decreto de la Junta desarrolla el nomenclátor y catálogo de espacios públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos en Andalucía, una larga lista de actividades en las que se describe qué característica tiene cada actividad y cuáles son los requisitos para desarrollarla. La novedad del informe de la Junta es que aclara que los locales donde se permite el uso de música de fondo no pueden desarrollar actividades de velador. En tanto que el decreto afirma que discotecas, pubs y bares con música son actividades que se han de realizar "en el interior" de los negocios, la Junta establece el criterio que no cabe autorizar veladores ni siquiera cuando en éstos no se dispone de música de fondo. El Gobierno andaluz tampoco hace diferenciación entre terrazas ubicadas en el dominio público -la calle- y las que se encuentran dentro de una propiedad, como un patio, el jardín o una azotea.


Desde la Junta se alega que se están estudiando las fórmulas para cambiar el decreto de 2002, con consenso y respetando y conjugando perfectamente bien el derecho al descanso de los vecinos de las zonas de movida con la actividad económica de estos establecimientos.


Lo cierto es que  no se puede olvidar el aspecto turístico y la alternativa de ocio que ofrecen las terrazas, aparte la pérdida de puestos de trabajo que la medida supone, sobre todo en municipios turísticos que ofrecen esta excelente opción para disfrutar del buen clima.


En este sentido, la Asociación de Empresarios de Nerja (AEN) señalaba en su momento que "la Junta debería tomar conciencia de esta necesidad económica y social sobre todo en aquellos municipios que, como la localidad malagueña y la propia Almuñécar, están declaradas como Municipios Turísticos por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía".

¿Imagina las noches veraniega sin terrazas? Una pregunta para los responsables políticos de la Junta de Andalucía.