Suscribirse a las Noticias (RSS) | Suscribirse a los Comentarios (RSS)

Costa Digital

Puigdemont en Waterloo / Tomás Hernández

Este artículo fue publicado el Domingo, 29 de julio de 2018.
Puede seguir los comentarios al artículo a través de RSS 2.0 feed.
Puede compartir esta noticia por Email o por redes sociales donde tenga cuenta (Facebook, MySpace, Twitter, etc).
Puede publicar un comentario expresando su opinión sobre la noticia.

    La irrelevancia es como la levedad del ser de la que tan lúcida y hermosamente escribió Milan Kundera; la irrelevancia es como una vida envasada al vacío. Así era el existir del ciudadano Puigdemont.

Dice Séneca en sus escritos que de la podredumbre de la inmoralidad nunca puede surgir la virtud verdadera. Puigdemont sería una constatación de lo que dice Séneca. La biografía política de Puigdemont hunde sus raíces en la corrupción del “tres per cent” de Convergencia. Artur Mas abandonó la vanguardia del partido y puso el dedo sobre un oscuro personaje, desconocido fuera de los límites de Girona, como muñeco de trapo para arder en la hoguera y dejar que el tiempo apagara las cenizas. Puigdemont, indeciso entre el grito independentista de la Esquerra Republicana de Catalunya y los intereses de “botifler” de Convergencia y Pujol, proclamó una república fugaz y decepcionante. Se pensó entonces que la relevancia política del honorable Puigdemont había acabado.

Pero nos equivocamos todos. El villano huyó e hizo de su vida su grandeza. En la cárcel están quienes fueron consecuentes con su compromiso político, desacertado o no. Puigdemont se refugió en la llanura donde sucumbieron los ejércitos de Napoleón, pero no ha vuelto a su país en una carroza desolada o coche celular, como el héroe de Francia. Puigdemont sobrevive a las cenizas de la corrupción de Convergencia. Coloca títeres a capricho en el Parlament de Catalunya, elige a dedo a otro “deshonorable President” e influye con los votos de sus secuaces en el gobierno de una nación que él no reconoce. Su irrelevancia política se ha convertido en decisiva, su cobardía en heroísmo, su huida en ejemplo de cobardes. Toda batalla es terrible y el heroísmo bélico, una mentira atroz para justificar las muertes de quienes sirven unos intereses disfrazados de ideales. Aun así, me jode que el nombre de este miserable vaya unido a un lugar, Waterloo, donde hombres heroicos entregaron sus vidas. Y me jode que un pueblo en cuya lengua escribieron Ausias March, Salvat Papasseit o Salvador Espriu sucumba a las consignas de un payaso histriónico.

Be Sociable, Share!

Un Comentario a esta noticia

  1. Paquirrini dice:

    29 julio, 2018 a las 9:16

    Bravo Tomás no hay que ser ni de derechas ni de izquierdas para relatar la verdad porque es la propia verdad la que marca el camino

Publicar un Comentario

Comentario:

  • Lo sentimos, no hay ninguna encuesta en estos momentos.

Ultimos Comentarios a las Noticias

Almuñequera comenta sobre Los socavones de las Peñuelas desaparecerán
Dr. Viruelo Cuantos partidos fueron necesarios para que Doña Trinidad Herrera (que no es de Almuñecar ni de la La Herradura) asumiera la alcaldia, sin ser la lista mas votada hace ocho años? Y ahora en esta legislatura que llega a su fin cuantos partidos hay en el gobierno? Tenemos mala memoria [...]
Tankeray comenta sobre Los socavones de las Peñuelas desaparecerán
No es tan innovador. La señora actualmente esta rodeada de gente de 3 partidos también. [...]
Dr Viruelo Cum Fraude comenta sobre Los socavones de las Peñuelas desaparecerán
Es verdad Tankeray, está vez vamos a votar a una Joven promesa Motrileña que se presenta con nada más ni menos que TRES partidos. Si eso no es innovador... [...]
Tankeray comenta sobre Los socavones de las Peñuelas desaparecerán
Claro tienen que recoger votos... Menos mal que ya no la vais a colar más peperos! [...]
Tomás Hernández comenta sobre Adios, Paulino / Tomás Hernández
Muchas gracias a los dos y un fuerte abrazo. [...]
Morgan comenta sobre IU lamenta el fallecimiento de Paulino Álvarez, vecino de La Herradura, y traslada su solidaridad y pésame a la familia
De todas las interpretaciones de tu comentario me quedo con la menos hiriente. Es lo que tiene hablar con seudónimo, que a veces no sabes interpretar bien lo que crees que lees. [...]
Morgan comenta sobre Adios, Paulino / Tomás Hernández
Gracias, Tomás, por estas palabras tan bien ordenadas. Y seguramente merecidas. Un abrazo. [...]
Juan Bolivar comenta sobre Adios, Paulino / Tomás Hernández
Son buenas gentes que viven, laboran, pasan y sueñan, y en un día como tantos, descansan bajo la tierra. Se nos ha ido una buena persona de la que tan escasos andamos. Un abrazo lleno de cariño y respeto para su familia, la Asociación de Amigos de La Herradura y para los que tuvieron la [...]